Signos de alarma en el desarrollo de los niños de 0 a 12 meses

El desarrollo es un proceso continuo; comienza con la concepción y se da de forma ordenada. Cada etapa representa un nivel de madurez con características muy singulares en cada área: sensorial, motora, comunicativa y cognitiva. A continuación se exponen los signos de alteración más significativos en cada momento cronológico, entre los o meses y los 7 años.

Recién nacido – 3 meses

A nivel sersorial

  • Irritabilidad o pasividad excesivas.
  • No tiene respuesta a estímulos visuales y/o auditivos (ausencia del reflejo acústico-facial)
  • Ausencia de  los reflejos: de succión, de búsqueda, prensión palmar, prensión plantar, de Galant, Moro.

A nivel motor

  • No realiza movimiento activo con sus piernas.
  • En posición boca abajo, no levanta su cabeza.
  • No puede dirigir su cabeza y sus manos hacia la línea media de su cuerpo.

A nivel comunicativo

  • No responde a la voz humana.
  • No fija su mirada en rostros.

A nivel cognitivo

  • No tiene sonrisa social.
  • No realiza seguimiento visual.
  • No muestra interés por juguetes de sonido o de colores.

3 – 6 meses

A nivel sersorial

  • Indiferencia: no llora o rie.
  • No extiende los brazos hacia el biberón.
  • Persiste la flexión en sus brazos.
  • No coge objetos; la prensión manual está ausente.
  • No evidencia coordinación viso-manual.
  • No tolera líquidos espesos.
  • No ingiere alimentos blandos
  • Pobre empatía
  • Híper excitabilidad.
  • Llanto persistente

A nivel motor

  • Postura asimétrica. Asimetría de los pliegues de tronco y miembros inferiores.
  • Tono muscular aumentado o disminuido.
  • Persistencia de movimientos distónicos en sus extremidades superiores y/o inferiores.
  • Presencia del reflejo tónico cervical asimétrico.
  • Ausencia de control de cabeza y tronco.
  •  No se apoya de manera simétrica sobre sus codos.
  • No se apoya sobre un solo codo, mientras busca alcanzar con su otro brazo un objeto de su agrado.
  • No realiza movimientos disociados entre su cabeza y su tronco, por ejemplo para tomar objetos lateralmente.
  • No hace movimientos con sus brazos simulando el patrón de nadar.

A nivel comunicativo

  • No usa los sonidos vocálicos /a/ y /o/

A nivel cognitivo

  • No explora objetos que tiene en sus manos: mirarlos y llevarlos a la boca.
  • No reconoce caras familiares (papá, mamá, hermanos).
  • Su atención es  intermitente.

6 a 9 meses

A nivel sersorial

  • No inicia pinza digital -movimientos de barrido con los pulpejos de los dedos-.
  • No pasa objetos de una mano a la otra.
  • Persiste reflejo de succión.
  • No toma de cuchara.
  • No remueve el alimento con el labio superior.
  • Ausencia del reflejo óptico-facial y reacción de paracaídas.
  • No bebe un sorbo en taza cuando se le sostiene.
  • No procesa alimentos triturados ni come alimentos semisólidos (a los 8 meses).
  • No se lleva el biberón a la boca (a los 8 meses)

A nivel motor

  • No realiza apoyo simétrico sobre sus dos manos, elevando completamente su abdomen de la superficie.
  • No gira sobre una superficie -pivotear-.
  • No se arrastra sobre sus codos.
  • No rola (colocarse boca-arriba o boca-abajo con independencia) .
  • No se mantiene de medio lado de manera independiente.
  • No se sostiene en posición sedente.
  • No adopta la posición cuadrúpeda.
  • Sus manos no logran coger sus pies en posición supina (boca arriba).
  • No logra llevar su pie a la boca con la rodilla extendida.

A nivel comunicativo

  • No balbucea.
  • No produce los sonidos consonánticos: m, p y g.

A nivel cognitivo

  • No muestra interés por explorar el medio que lo rodea manipulando objeto y juguetes.
  • A un no sigue  instrucciones sencillas como: toma, dame, ven, etc.
  • Ausencia del miedo al extraño.

 9 a 12 meses

A nivel sersorial

  • Manipulación torpe de  los objetos.
  • No realiza pinza digital.
  • No tritura alimentos sólidos (a los 9 meses).
  • No hace alimentación digital -utilizando sus dedos- (a los 10 meses)
  • No sostiene la cuchara (a los 11 meses).

A nivel motor

  • No consigue sentarse por sí mismo.
  • No realiza patrón de gateo alterno y coordinado entre sus cuatro extremidades.
  • No juega en posición de rodillas.
  • Aún no inicia la bipedestación.

A nivel comunicativo

 

A nivel cognitivo

  • No se interesa por jugar con niños o adultos.
  • No ha iniciado la imitación de gestos o ademanes sencillos Ej: “adiós”.
  • Se le dificulta recordar juegos sencillos que ha logrado en el pasado.
  • Le es difícil reconocer y señalar algunas partes del cuerpo: ojos, boca, manos.
  • Aun no entiende la dinámica de los juguetes causa y efecto.
  • No aparecen estrategias cognitivas para resolver problemas básicos.

Fuente: http://www.crisalida.edu.co/signos.html

0 606
Ana Luisa Castro