Además del énfasis académico y de organización, el Colegio Monarch proporciona un enfoque integral sobre el medio emocional y social de cada estudiante. Utilizamos una metodología terapéutica integradora, que nos permite ser más flexibles en la manera de atender las necesidades individuales del alumno. Nuestros principales objetivos del aprendizaje socio-emocional están en las áreas de:

Autoconciencia y autorregulación: el alumno debe ser capaz de entender y regular sus emociones en el contexto de una variedad de entornos.

Desarrollo de las relaciones: el alumno debe ser capaz de funcionar de manera eficaz en una variedad de relaciones.

Colegio Monarch Guatemala ofrece un innovador programa educativo, para los alumnos que demuestran diferencias de aprendizaje. Nuestro programa integral cuenta con una mezcla única de psicología y educación, que permite a cada alumno desarrollar sus habilidades en cuatro áreas clave: académica, emocional, social y ejecutiva.

Competencia académica: La capacidad del estudiante de ser responsable de su propio aprendizaje; de estar motivado para aprender, con el fin de incrementar sus conocimientos, habilidades y capacidad de desenvolverse en la vida en forma positiva.

Competencia emocional: La autorregulación implica que el estudiante sea capaz de evaluar y ajustar su respuesta a estímulos difíciles, con el fin de manejarse de manera eficaz. Debe estar consciente de sus fortalezas y retos, así como poder anticipar algún estímulo que pueda causar una desregulación emocional (Escalada del sentimiento de frustración al punto de llegar a tener comportamientos irracionales e incontrolables que pueden involucrar un posible daño asimismo o a otros).

Desarrollo de las relaciones sociales: La capacidad del alumno para mantener interacciones sociales significativas especialmente con sus pares y una comunicación de dos vías.

Funciones ejecutivas: Estas habilidades incluyen destrezas, tales como la planificación, organización de materiales, la autorregulación, memoria de trabajo, inhibición, intercambio de actividades, iniciación y automonitoreo. Son habilidades cruciales que se atribuyen a la clave del éxito en la vida.

Nos dedicamos a conocer y servir a cada alumno, como una persona única, con un enorme potencial de experimentar el mundo como nadie más. Cada alumno recibe:

  1. Un currículo académico individual, aprobado por el Ministerio de Educación y adaptado a su nivel.
  2. Un programa comprensivo, consistente e intensivo, para su desarrollo social y emocional.
  3. Metas claras y medibles, que le permiten desarrollar independencia y autocontrol.
  4. Atención personalizada, en aulas de 4 a 8 alumnos con 2 profesionales cada una.
  5. “Coaching”-, realizado en cada aula, por nuestro personal altamente capacitado para ayudar al alumno a realizar sus metas.
  6. Apoyo constante por un equipo multidisciplinario, que involucra a los padres.

Lo que nosotros logramos:

A través del currículo socio-emocional del programa Monarch, nuestros estudiantes ganan un sentido significativo de autoconciencia y capacidad de autorregularse. Monarch utiliza un sistema de reflexión, basado en objetivos, para ayudar a los estudiantes a identificar sus puntos fuertes y las dificultades que les impiden avanzar en su trabajo académico y en las relaciones. Es decir, todos los estudiantes avanzan a través de un sistema de objetivos, basado en sus necesidades. Estos objetivos pueden estar relacionados con su desarrollo académico, funciones ejecutivas y relaciones sociales.

Los estudiantes de Monarch pasan por un proceso de “Coaching”, facilitado por profesionales del colegio, quienes actúan como sus guías educativos. Dentro de este proceso de coaching, un momento de reflexión tiene lugar después de cada período de clase. En este período, el profesional identifica con el estudiante sus comportamientos positivos y los desafíos de la clase anterior. Los dos, en colaboración, desarrollan también un pequeño plan de acción, a fin de saber cómo actuar la próxima vez que se presente un desafío. A menudo, los alumnos y jóvenes no son conscientes de las opciones ni de las diferentes maneras de resolver los problemas. Este “Coaching” continuó, les permite desarrollar habilidades para solucionar problemas de orden superior y habilidades para negociar.

El énfasis sistemático del programa Monarch en habilidades para relacionarse y desarrollarse, permite a nuestros estudiantes la oportunidad de tener éxito en sus relaciones sociales. El proceso de “Coaching” y de reflexión se utiliza para facilitar la toma de conciencia de los alumnos sobre sus aportes y acciones dentro de una relación de interacción. Los docentes terapéutas, actúan como guías dentro de estas interacciones, para ayudar a nuestros estudiantes a detenerse, reflexionar y ajustar sus comportamientos y lenguaje, con el fin de relacionarse más eficazmente con los demás. Los problemas son mediados por el docente terapéuta, hasta que los estudiantes demuestran la capacidad de colaboración y resolución de problemas de forma independiente.